jueves, 7 de agosto de 2014

Primera reflexión sobre el acuerdo del 29 de Julio entre gobierno, patronal y sindicatos

Primera reflexión sobre el acuerdo del 29 de Julio entre gobierno, patronal y sindicatos
El 29 de julio ha tenido lugar una reunión entre el presidente del Gobierno, la Ministra de Trabajo, los secretarios generales de CCOO y UGT y de las patronales CEOE y CEPYME. Según el comunicado conjunto emitido al término de la misma, el objetivo de esta reunión ha sido el de “dar nuevos pasos en el impulso del diálogo social para favorecer el cambio de ciclo económico, la creación de empleo y la cohesión social, de acuerdo con lo acordado en la reunión del pasado 18 de marzo”. Desde esta reunión celebrada en marzo pasado, todas las partes han estado trabajando un documento de bases para un acuerdo en materia de negociación tripartita. Cándido Méndez ha declarado que el documento que ha salido de esta reunión supone una apuesta compartida por el diálogo social, y que supone deponer la vía de las decisiones unilaterales.

Sobre esto último habría mucho que decir, pero para ceñirnos al resultado de esta reunión, ¿qué dice en realidad el documento en cuestión?


Si se analiza bien, además del compromiso de extender el diálogo social en el marco de las instituciones europeas (que desde luego no tenemos ninguna duda que el gobierno pondrá todo el empeño en ello), y de alguna declaración de principio que vuelve a incidir sobre los mismos errores –condicionar el impulso de la actividad económica, la protección social, la lucha contra la exclusión social, a la sostenibilidad de las cuentas públicas, que todos sabemos lo que quiere decir-, se hace difícil encontrar algo positivo para los trabajadores, más allá de vagas referencias que por lo demás se plantean concretar como más pronto en octubre. Sin embargo, por el contrario, vuelve a reiterarse el compromiso sindical de aceptar un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que desligue los aumentos salariales del IPC, adaptándolos y condicionándolos a la marcha de las empresas. Admitir que va a haber empresas de un mismo ramo que tengan, unas aumeto salarial porque las “condicones” lo permitan, y otras no, ¿No va esto en la línea de lo que el TC recientemente ha fallado en relación a la preeminencia del convenio de empresa, que los sindicatos hemos criticado? Se dice igualmente que en el nuevo AENC debe contemplarse mecanismos de flexibilización interna como alternativa a la destrucción de empleo. En muchas empresas donde se ha seguido esta norma, sabemos lo que ha pasado: los trabajadores se han visto obligados a rebajarse el sueldo a cambio de la promesa de mantenimiento de las plantllas, que después por regla general no se ha cumplido.

Hay igualmente referencias a la lucha contra la dualidad y el paro juvenil, pero no cabe sino calificarlas de sarcasmo. En un  país en el que los empresarios pueden contratar cuándo y cómo les de la gana, gracias precisamente a las medidas que este gobierno ha aprobado, y en el que más de 260.000 jóvenes han tenido que emigrar, afirmar como dice el documento que el gobierno se compromete a intensificar la lucha contra el fraude (¿?) y a evitar el mal uso de la contratación temporal, son completamente inaceptables. ¿Dónde está un verdadero Plan de Empleo General, que incentive la contratación entre otros de jóvenes, no con salarios de becarios, sino con salarios dignos? ¿Dónde están las partidas para garantizar una protección social digna para los parados de larga duración? No aparecen por ningún lado sencillamente porque esto pondría en peligro el principio de la sostenibilidad de las cuentas públicas, que el gobierno prefiere dedicar a cubrir los agujeros de la banca, y a la que en contra de la opinión de la mayoría de afiliados y trabajadores, se someten los secretarios generales de CCOO y de UGT. Solo se detallan 800 millones de euros de un Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social, del Fondo Social Europeo, que el gobierno se compromete, sin cuantificar, a complementar con el Fondo de Ayuda a los Desfavorecidos. Todo esto en un pais en el que hay 6 millones de parados, el 50% de paro juvenil, más de 700.000 familias que ni tienen ningún ingreso, y en el que muchos de los que trabajan, lo hacen para ser pobres.
UNA MAYOR PRECARIZACION DE LOS CONTRATOS
Por último, lo relativo al deseo compartido por los asistentes a la reunión de “abordar las políticas salariales y de empleo en el sector público y definir una estrategia para su evolución definitiva”, así como el “impulso de la flexibilidad interna y la lucha contra la dualidad [que] deben ser objeto de diálogo social”, y el acuerdo para la “apertura de la mesa de Negociación Colectiva de la Función Pública y el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público”, con toda seguridad van a indignar a todos los empleados públicos que han visto recortado su salario y han perdido una media de un 20% de poder adquisitivo. Que han visto como sus convenios eran anulados o suspendidos, después de una campaña mediática indigna. Que se hable de desarrollo del EBEP, cuando algunos de sus artículos estan actualmente suspendidos, va a ser interpretado como una burla. ¿Por qué no se exige la retirada de los decretos 5/2012 y 12/2012 que han permitido hacer retroceder a los empleados públicos hasta los niveles salariales de 2007, y laboral y socialmente hasta unos cuantos años más atrás?

No podemos sino concluir que esta reunión, lejos de servir a los trabajadores, va a permitir al gobierno continuar por la senda que ha emprendido y que le marca la Troika. Que no lo haga por decreto y lo haga con “diálogo social” no debe ser interpretado como algo positivo. Al contrario, debería hacer reflexionar a nuestros secretarios generales de  CCOO y de UGT sobre el inestimable balón de oxígeno que, de nuevo, se está ofreciendo a un gobierno, bajo cuyo mandato se ha procesado a más de 200 sindicalistas por ejercer el derecho de huelga. De un gobierno responsable de una reforma laboral y de toda una serie de medidas que han pulverizado el derecho a la negociación y han reducido las relaciones laborales en el ámbito de las empresas a la ley de la jungla en la que los empresarios deciden porque tienen todas las prerrogativas para hacerlo.

Volvemos a insistir en el falso y peligroso camino que supone la aceptación del “diálogo social” que nada tiene que ver con la negociación que debe existir entre los empresarios y los sindicatos, o entre éstos y el gobierno. No es que no se pueda acudir a una reunión que convoque el gobierno. Lo que no debe hacerse es acudir a las mismas sin las reivindicaciones del movimiento sindical, siguiendo la agenda que marca el gobierno y haciendo creer la falacia oficial según la cual la economía española está saliendo de la crisis, cuando esto, en el caso de que sea verdad, es una verdad con muchas mentiras.

Ningún acuerdo es posible con un gobierno que se enfrenta a los derechos más elementales, que se enfrenta al pueblo catalán, que persigue amordazar la discrepancia y que encarcela a sindicalistas por el hecho de hacer huelga.
 NO, A UN  NUEVO BALÓN DE OXIGENO AL GOBIERNO

 Ningún trabajador puede entender, por ejemplo, que los sindicatos acudan a estas reuniones sin poner como condición previa la retirada de la reforma laboral y de todas las medidas de recorte social y salarial. 

lunes, 4 de agosto de 2014

Después del 9 de julio, continuar la lucha en defensa de los sindicatos y la libertad sindical

Después del 9 de julio, continuar la lucha en defensa de los sindicatos y la libertad sindical
Una primera e importante victoria de la movilización en unidad :  Carlos Cano ha sido liberado
Recibimos la noticia de la liberación  de Carlos Cano , uno de los primeros detenidos y encarcelados por participar en las huelgas convocadas por nuestros sindicatos.
El 15 de julio, el compañero Carlos Cano ingresó en la prisión granadina de Albolote para cumplir la pena de tres años y un día de prisión, más una multa de 3.655 € y una indemnización de 767 euros, que le ha impuesto un juzgado de Granada por participar en un piquete de la Huelga General del 29-M. Y esto podía  ser sólo el principio de un rosario de condenas a los cerca de 200 sindicalistas procesados.

Además, la persecución contra los sindicatos con la excusa de los EREs y de los fondos de formación sigue adelante. Las exigencias de responsabilidad económica de los sindicatos que plantean jueces y fiscales pueden poner en peligro la propia supervivencia financiera de las organizaciones.
El gobierno no sólo se ha negado   a dar instrucciones a los fiscales de que paren la persecución, sino que el 11 de julio ha aprobado en Consejo de Ministros el proyecto de Ley-Mordaza que supone graves restricciones a los derechos de manifestación y de reunión.
Las movilizaciones del día 9 de julio han sido el primer paso pero hay que continuar, extender y profundizar en todas partes. 
¿Por qué? Nosotros creemos que la política de “diálogo social” sigue siendo un lastre, incluso para defender los sindicatos y a los compañeros procesados por participar en acciones convocadas por los sindicatos. Es un obstáculo para defendernos y para defender a los trabajadores. Y es que hay una contradicción importante en la actuación de nuestros dirigentes:  ¿cómo se puede estar dialogando con el gobierno -supuestamente sobre empleo juvenil- cuando el mismo gobierno organiza esta brutal persecución contra la libertad sindical? El Tribunal Constitucional acaba de avalar el contrato con despido libre y gratuito incluido en la reforma laboral de Rajoy. ¿Cómo sentarse a hablar con el gobierno si no es para anular o recortar esa reforma laboral? ¿Cómo animar a los trabajadores a defender a sus sindicatos si los dirigentes participan en el diálogo social tripartito, del cual, en los últimos años, sólo han salido pérdidas de poder de comprar de los salarios?
Nada es más urgente para los sindicatos y para la propia clase trabajadora que poner en primer plano la defensa de nuestras organizaciones, que va unida a la defensa de las reivindicaciones y la exigencia de derogación de la reforma laboral y de todas las medidas antisociales.


La lucha contra la persecución a los sindicatos debe continuar. En todas partes, nuestros sindicatos deben convocar actos y movilizaciones bien preparadas para que la participación sea lo más amplia posible. Hay que exigir la anulación de todos los procesos abiertos y la derogación del punto 3 del artículo 315.
La Plataforma de Sindicalistas, que agrupa en el terreno político a afiliados y cuadros de UGT, CCOO y otras organizaciones, va a organizar en todas las localidades actos unitarios para plantear que los representantes de las organizaciones  que dicen representar a los trabajadores en el parlamento, exijan al Gobierno que cese la política de agresión  a los sindicatos de la clase obrera, así como reuniones de trabajadores y sindicalistas para ayudar a organizar la defensa  de las organizaciones.



miércoles, 2 de julio de 2014

Hoy, más que nunca, necesitamos a nuestros sindicatos. Defenderlos exige acabar con la política de diálogo social


Declaración de la reunión estatal de firmantes de la "carta a Toxo y Méndez"
Hoy, más que nunca, necesitamos a nuestros sindicatos
Defenderlos exige acabar con la política de diálogo social
El capital y los gobiernos que le sirven están aprovechando la crisis para acabar con las conquistas sociales de la clase trabajadora, y para recortar nuestros derechos y salarios. En nuestro país, una de cada cuatro personas en disposición de trabajar está en paro, y una de cada ocho de las que tienen trabajo cobran menos del salario mínimo, 640 euros que no dan para sobrevivir.

Los trabajadores y trabajadoras no tenemos otra arma para defendernos que nuestras organizaciones, y, en primer lugar, los sindicatos que nuestra clase ha construido para conseguir sus reivindicaciones y defender sus conquistas. Por eso el enemigo de clase ha lanzado una brutal ofensiva contra los sindicatos y la acción sindical. Más de 200 sindicalistas están amenazados de prisión por su actividad sindical. Miles han sido multados por el mismo motivo. Los jueces y la prensa se ceban con nuestras organizaciones alimentando acusaciones como la de los EREs en Andalucía o los fondos de formación. Quienes organizan esa campaña no tienen ningún interés en promover la “limpieza” de nuestras organizaciones. Lo que quieren es acabar con ellas.
Ni el aparato judicial heredado del franquismo sin depurar ni la Guardia Civil persiguen la corrupción: persiguen a nuestras organizaciones. Basta con ver cómo los fiscales que persiguen a los sindicalistas se pronuncian contra el procesamiento de miembros de la Casa Real acusados de enriquecimiento a costa del erario público. Por eso rechazamos las declaraciones de algunos dirigentes de “respeto” a esas actuaciones judiciales.

Frente a esta brutal campaña contra las principales organizaciones de la clase trabajadora, nuestros dirigentes deben decir ¡basta! Basta de acoso a las organizaciones de los trabajadores. Esto no supone justificar conductas ajenas a los objetivos para los que nuestros sindicatos fueron constituidos. Se trata de no aceptar en silencio las actuaciones de jueces y policías cuyos autos e informes demuestran la inquina antisindical de quienes los redactan. Nuestras organizaciones tienen que organizar la movilización para exigir la anulación inmediata de todos los procesos contra sindicalistas, y la derogación de toda la legislación antisindical, en especial el artículo 315 del Código Penal, heredado a su vez del código franquista, que persigue las supuestas “coacciones para secundar una huelga”.
Hoy, para hacer frente a los ataques a la clase trabajadora, a sus derechos, sus salarios y sus conquistas sociales son más necesarios que nunca sindicatos de clase fuertes, independientes y combativos. Sindicatos con independencia financiera que, por sus propios mecanismos democráticos y sin injerencias externas, solucionen sus problemas.
La mejor defensa de nuestras organizaciones pasa por asumir plenamente las funciones para las que fueron creadas, enfrentándose a los gobiernos que atacan a los derechos y conquistas de la clase trabajadora, y organizando el combate en defensa de salarios y pensiones, la reforma laboral, las leyes “mordaza”, la ley del aborto, los recortes en sanidad y enseñanza, organizando, en suma, la lucha hasta el final contra el gobierno Rajoy y poniendo a los sindicatos a la cabeza de los millones de trabajadores y jóvenes que quieren movilizarse para acabar con la miseria a que nos llevan las políticas aplicadas por los gobiernos en obediencia a los mandatos de la Troika.

La política de diálogo social, de buscar acuerdos con un gobierno que ha demostrado ser el peor enemigo de la clase trabajadora desarma a los sindicatos, los aleja de los trabajadores y trabajadoras, y desmoraliza a los cuadros sindicales. Poner a fin a toda tregua con el gobierno, rechazar un diálogo de cuyo orden del día están excluidas todas las medidas de recuperación de derechos, y que sólo puede servir par ayudar al gobierno a mantener los recortes y aplicar otros nuevos. Organizar esta movilización hasta el final es la mejor manera de hacer frente a la campaña antisindical y recuperar la confianza de los trabajadores y trabajadoras.

Más de1200 sindicalistas han suscrito una carta a Toxo y Méndez encabezada por la afirmación: “ante el anuncio de un nuevo diálogo social, hay que derrotar al gobierno Rajoy y no darle oxígeno”. Animamos a todos los afiliados y activistas sindicales a suscribirla y difundirla

DEFENDER LOS SINDICATOS PARA DEFENDER LAS REIVINDICACIONES


ALTO A LOS PROCESOS CONTRA SINDICALISTAS, NO MÁS PACTOS CON ESTE GOBIERNO

De nuevo, como si se tratara de un ejercicio de sincronización perfecta, con el objetivo de asentar y garantizar la fraudulenta sucesión monárquica y provechando el anuncio de una campaña promovida por las confederaciones sindicales de CCOO y de UGT en defensa del derecho de huelga y contra la criminalización de la misma, se ha desatado inmediatamente una campaña mediatico-judicial volviendo a la carga con nuevas detenciones e imputaciones por el asunto de ERE’s y de las supuestas facturas falsas. ¿Se trata de una casualidad? No, no lo es, y esto lo sabe todo el mundo. Los poderes de este país nos quieren sumisos, atados a un supuesto diálogo social por otro lado inexistente, que en cualquier caso no está representando más que un balón de oxígeno a un gobierno que no se lo merece, y que continúa con su ofensiva contra los trabajadores. La penúltima, la llamada reforma fiscal y la obligación de tributar por las indemnizaciones por despido.

Los militantes de CCOO y de UGT que hemos promovido la Carta Abierta a los secretarios generales de nuestros sindicatos, que ha sido firmada por más de 1100 delegados y delegadas, por afiliados y afiliadas de ambos sindicatos, consideramos que para defender a nuestros sindicaros es necesario un giro en la orinetasción sindical exigiendo que se acabe el mal llamado diálogo social y se pase a organizar la contraofensiva en defensa de las reivindicaciones, contra los ajustes impuestos por la troika, contra la devaluación salarial que no cesa, en defensa del empleo y del salario, en defensa de las pensiones.

Hay que parar la ofensiva del gobierno. Y para ello hay que cambiar la estrategia. Las organizaciones de los trabajadores no pueden quedar prisioneras de una política sustentada en el acompañamientos de todos los planes de ajuste que se están aplicando. Hay que defender las reivindicaciones y hay exigir que nuestras organizaciones se nieguen a cualquier pacto con este gobierno. Retirada de todas las contrareformas, de todos los recortes sociales y salariales. Esta debe ser la condición indispensable.

Consideramos que nuestros sindicatos deben estar a la cabeza de la exigencia mayoritaria de los pueblos de nuestro estado para acabar con el régimen monárquico arbitrario que encubre y protegen todas las medidas de austeridad y de ataque a los derechos políticos y sindicales. Debemos responder al clamor mayoritario de instaurar una verdadera democracia y el derecho de autodeterminación de los pueblos.



Por todo ello, acordamos:

1.- Pedir una entrevista con los secretarios generales de CCOO y de UGT para hacerles entrega de las firmas y de las consideraciones de esta reunión. Mandatar una delegación para que acuda a las mismas.

2.- Saludar y apoyar la lucha de los compañeros de todas las empresas que se movilizan en defensa de sus puestos de trabajo (Coca Cola ...)

3.- Promover la realización de actos en defensa de los 200 compañeros encausados actualmente por ejercer el derecho de huelga, por la anulación de estos procedimientos y la derogación del artículo 315.3 del Código Penal que permite semejante atropello.

4.-Elaborar como plataforma de sindicalistas una propuesta sobre la independencia política y económica de los sindicatos y sobre la necesidad de democracia interna y la eliminación de toda represión interna.

jueves, 26 de junio de 2014

REUNIÓN ESTATAL DE FIRMANTES DE LA CARTA A TOXO Y MÉNDEZ-28 de Junio 2014 a las 11 horas

Reunión estatal de firmantes de la " Carta a Ignacio Fernandez Toxo y a Candido Méndez y a las Ejecutivas confederales de CCOO y UGT

ANTE EL ANUNCIO DE NUEVO DIALOGO 
SOCIAL
HAY QUE DERROTAR AL GOBIERNO RAJOY Y NO DARLE OXIGENO


sábado, 17 de mayo de 2014

90 bomberos de 3 parques de la Comunidad de Madrid firman la carta abierta a Toxo y Mendez

Ante el anuncio de un nuevo " Dialogo Social", 90 bomberos de la Comunidad de Madrid de tres diferentes Parques de Bomberos han firmado la Carta abierta a Toxo y Mendez, como dice la carta;

los que suscriben se dirigen a los compañeros Ignacio Fernandez Toxo y a Candido  Mendez y a las ejecutivas confederales de CCOO y de UGT. lo hacemos despues de comprobar con estupor el anuncio de un supuesto nuevo escenario de "Dialogo social"